CASO ALPESCA ¿UNA JUGADA DE FIN DE AÑO?

Chinchón


El Diario | Politica | Regionales

TAPA1Mañana es el último día de este 2013 que se llevará más de lo que trajo. Políticamente es probable que la distención de la fecha sea considerado un merecido relax a tanta dificultad para gobernar en una provincia con más interrogantes que certezas y más déficit que bonanzas. Luego de la aprobación de un presupuesto que permitirá llegar por lo menos a octubre con suerte y viento a favor aseguran los entendidos, gran parte del sector privado de Chubut mira azorado la falta de propuestas para una coyuntura que está arrastrando hasta los sectores más sólidos a nivel industrial.
Tal vez el hito de toda esta incertidumbre y desenlace traumático sea el de la gigantesca Alpesca. Una de las empresas que más empleados agolpa en toda la provincia. Mañana es el último día en teoría también para ella, de acuerdo a las declamaciones oficiales de quienes están gerenciándola, dos personas procesadas por narcotráfico. Después de todo, que el día 2 la gente intente volver al trabajo y encuentre el portón de la pesquera cerrado, ya no sería sorpresa para nadie. Ellos avisaron: “se está cumpliendo el plan”, dirían. “El 30 bajamos la persiana”. “Les entrego las acciones, que traigan el comprador y les firmo ya”. Palabras más menos, esta fue la definición que encontraron para la debacle anunciada.
En este marco parecería existir una gran complicidad de toda la estructura oficial a la irresponsabilidad social empresaria, tanto con el delito organizado.

Por Marisa Rauta

El Estado Provincial se atuvo simplemente a aportar dos cuotas de dos mil pesos antes de las fiestas para parar cualquier posible estallido que le pudiera enturbiar el brindis.
Las autoridades federales brillan por su presunta ausencia. No se entiende como “empresarios” que deciden tamaño desenlace para unos 1200 empleados que multiplicados por un nucleo familiar tipo alcanzará a más de cuatro mil vecinos de Madryn, no han impedido por ejemplo que se deshagan de otros activos y que ni siquiera estén inhabilitados económicamente pese a la tremenda deuda que alcanzaría unos 270 millones de pesos. En este paso de tiempo donde muchos creen que se puede desandar la historia, otros apenas ven un conteo operativo de almanaque que no modifica en absoluto la esencia de los destinos. Y aunque no sea una buena opción una noticia agorera, “siempre es mejor la verdad, lo que no tiene es remedio”, decía el maestro.

Nadie sabe nada

Como si no fuera poco escándalo esta incertidumbre laboral con estafa anunciada, donde el Estado además se habría dejado robar diez millones de pesos (no se sabe si gratis) por los mismos fracasados que cerraran Alpesca, se suma además la impunidad más vergonzosa.
El presidente de la empresa quebrada y regalada a nadie, se casó y se fue de luna de miel, dicen. El no apareció más en público, ni siquiera para desmentir tamaña burla. Sin embargo su letrado defensor se encargó de tratar de defenderlo antes del proceso, contrarestando tanta duda.
Lo tremendo es que eso es lo lógico que su defensor lo defienda. Lo grave es que las autoridades no haya logrado concertar un informe oficial confirmando o desmintiendo la versión. Excepto el Fiscal de la cauda, que se preguntó que había de verdad sobre que Omar “Cura” Segundo sen podría haber ido del país, bajo argumento de su luna de miel, nadie más dijo esta boca es mía. Y a propósito, el Fiscal tampoco volvió a oficializar nada al respecto.
Fernando Gélvez revisó el expediente principal y el incidente de excarcelación y aseguró que “observé que además de la caución real se habían fijado tres prohibiciones. Una era que no podía cambiar de domicilio sin expresa autorización del Juzgado, la otra era que no podía ausentarse del domicilio por más de 24 horas sin autorización expresa del tribunal y observar buena conducta”. También confirmó en declaraciones a medios del Valle, “al no haber ninguna presentación del abogado o en forma personal del imputado Segundo y no haber ningún tipo de autorización emanada del actual conjuez federal, lo que yo pedí atento las noticias periodísticas al juez, que es el único que puede ordenar esas cuestiones, es que verificara a través de cualquier fuerza de seguridad o policía si la persona imputada se hallaba en el domicilio procesal fijado en su momento y en caso de no ser así, se ordene la detención y se revoque la excarcelación. Hace exactamente una semana que el fiscal indicaba que no había recibido ninguna notificación oficial sobre el resultado de la diligencia, aunque esperaba que se tratara de demoras por los feriados festivos. ¿Qué pasó entonces? Nadie lo sabe. Oficialmente las fuerzas de seguridad no han querido confirmar ni desmentir sobre la verificación del paradero de Segundo, y fuentes cercanas afirmaban que el presidente de Alpesca se habría ido a la Polinesia.
¿Volverá Segundo si es que se fue, siendo mañana el último dia de Alpesca y estando procesado por almacenar 115 kilos de cocaína en otra empresa que ya vendió? Mala pregunta.

Se fueron todos

De Alpesca dicen que en las líneas gerenciales, se fueron casi todos con la excepción de un par de “históricos”. Del gobierno, quienes tomaron la decisión de asistirla con dineros públicos también abandonaron sus puestos: Eliceche ya no es más ministro Coordinador, Zudaire no pertenece más al Gobierno, Dufour no maneja más el Ministerio de Economía, Perez no es mas subsecretario de Pesca, en fin. A reclamarle al pasado.
Ni el abogado de Alpesca seguiría siendo el mismo, ni tampoco el contador, ni los dueños de los barcos.
También en la causa sobre narcotráfico el vacío parece increíble. El juez Hugo Sastre se fue de licencia. Lo subrogó el conjuez comodorense Miguel Donnet que venía reemplazando a Sastre, pero había advertido que sólo podía cumplir esa labor hasta la Navidad, luego quedó el secretario penal, Mariano Miquelarena que ahora parece que también se va el 31 de enero. En fin, a esta altura de los acontecimientos, es muy probable que no quede muchos vestigios de una investigación seria al respecto, y ni la memoria colectiva prefiera escarbar demasiado en tanta decepción por ese saludable instinto de preservación de exceso de abusos. Periodísticamente no es nada diferente. Son pocos, los menos, los medios que sostienen el tema. Tampoco quedan muchos enarbolando una bandera que carece de toda respuesta y pesa de interrogantes. Un día para levantar copas, aunque algunos en lugar de chin chin, nos hicieron chinchón…y no son precisamente cuatro de copas..


COMENTARIOS

1 Comentario por usuario

  1. 30-12-2013 - Por Sonia

    Excelente comentario. SIgan asi son el unico medio que dice las cosas. Exitos¡¡